La irritación.

A veces es normal sentir irritación. Lo importante es  ver de dónde surge realmente para poder elegir, si queremos, responder a las situaciones de manera cada vez más creativa. Nuestros juicios no nos hablan de aquello a quien juzgamos o criticamos. Nos hablan del contenido de nuestros egos.

¡Hola! ¿Tienes alguna duda? Escríbeme
Enviar